Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¡Lamentable! Batalla campal sobre el césped celebrando el ascenso del Barça B a Segunda: sillazos, botellazos e insultos

Decenas de culés increpan a la afición del Racing celebrando el ascenso del Barça B a Segunda: sillazos, botellazos e insultoscuatro.com

El Barça B consiguió su ansiado ascenso a Segunda después de vencer al Racing de Santander en la final del playoff. Tras la victoria, decenas de aficionados azulgrana saltaron al césped del Mini Estadi para, aparentemente, celebrar el triunfo. Sin embargo, se vivieron momentos de tensión al enfrentarse con la grada visitante en una trifulca en la que se vieron lanzamientos de asientos, botellas de agua y multitud de gestos obscenos.

La vuelta del playoff de ascenso a Segunda entre Barcelona B y el Racing de Santander estuvo envuelto en una fuerte polémica debido al gran pique que hubo entre aficiones durante la disputa del mismo y, sobre todo, tras el pitido final. Un encuentro que ganaron los blaugranas por 4-1 (0-0 en la ida) y que le sirvió para ganarse una plaza en la categoría de plata del fútbol español junto a Albacete, Cultural Leonesa y Lorca.
Tras certificarse la victoria y el consiguiente ascenso de categoría, multitud de hinchas culés burlaron la seguridad del Mini Estadi e invadieron el césped, en principio para festejar el objetivo por el que se había estado luchando toda una temporada. No obstante, la celebración quedó empañada después de que decenas de ellos fueran a increpar a la afición del Racing, situada en uno de los fondos.
Como muestran las imágenes, compartidas en las redes sociales por uno de los espectadores presentes en el estadio, se vivieron varios momentos de auténtica hostilidad entre aficiones, que se dedicaron cánticos y gestos obscenos, así como se lanzaron botellas, asientos y demás objetos que tenían a su alcance.