Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cristiano, doblete ante el Málaga

Además de marcar los dos tantos del Real Madrid, fue expulsado por un codazo a Mtiliga cuando se zafaba de un agarrón. Guti, clave para abrir la defensa de un Málaga valiente.
Guti estaba llamado a compartir protagonismo con Cristiano Ronaldo. El primero había propiciado las jugadas y el segundo había marcado los goles, dos. La historia, en consecuencia, trataba sobre los genios, sobre el cortocircuito que los ilumina y sobre la particular conexión que se establece entre quienes disfrutan de tan particular anomalía.
Sin embargo, cuando nos disponíamos a buscar brillantes coincidencias, el árbitro nos recordó las otras. La cosa fue así: Cristiano se quiso zafar en plena carrera del jugador que lo agarraba y el segundo braceo terminó en la nariz del defensa. También lo podemos llamar codazo, pero conviene no aislar el golpe de la acción completa: uno hacía por jugar y el otro por sujetar. Y mientras se castigó con roja al fugitivo, el guardia salió de allí con el tabique roto pero sin tarjeta.