Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cristiano Ronaldo, el revienta balones

Señalan los científicos especializados en biomecánica del fútbol que la media de velocidad en el golpeo en potencia de un futbolista profesional (sin buscar precisión) está entre los 87,4 km/h y los 95,76 km/h. Hay pocos futbolistas superdotados que rebasen este límite y uno de ellos es Cristiano Ronaldo.
En su segundo gol de falta en Zúrich, el balón alcanzó una punta de 103 km/h hasta los puños de Leoni, desde una distancia de 31 metros. El balón se convirtió en un misil incontrolable, más aún conociendo las irregularidades en la trayectoria que adquiere el Adidas Finale9.
En el primer gol de falta, que fue un tiro más 'tocado', Cristiano rozó el umbral máximo de lo que se considera media profesional, con un disparo a casi 95 km/hora (exactamente 94,9) desde 24 metros. Es decir, los chuts del portugués a balón parado están siempre en torno a los 100 km/h.