Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Contador: "Vamos a seguir siendo amigos"

Schleck, claro: "El Tour no se decidirá por la avería"
No se puede disfrutar de un día así". Alberto Contador es feliz con su maillot ("siempre lo seré") aunque no le haga ninguna gracia haberse visto envuelto en una polémica que le va a perseguir hasta el domingo, y más allá, sobre todo en Francia: "Se produjo esa circunstancia de carrera. Ya he hablado con Andy y está todo arreglado. Somos amigos y lo vamos a seguir siendo. No quisiera que por lo que ha sucedido se rompa nuestra relación". Y es que, como dijo ayer Schleck, la carrera "no se va a decidir por una avería". Contador recibió menos silbidos en Pau de los que escuchó en el podio de Bagnères de Luchon. "Respeto la actitud de la gente".
Alberto Contador está satisfecho por el rendimiento de sus compañeros. "Tengo un gran equipo". En el kilómetro 10, cuando sólo 14 corredores aguantaban en el pelotón de los principales, el Astaná coló a cuatro de sus ciclistas. "Era una etapa peligrosa porque casi todos los equipos tienen algo que defender o que buscar".
El mismo hotel.
A Contador le viene "de perlas" el día de descanso que va a vivir hoy en un hotel de Lescar, localidad pegada a Pau, donde va a coincidir en los pasillos con Schleck. Compartirán hotel durante unos días. Habrá morbo y muchas cámaras. Es más. Astaná y Saxo Bank han programado las conferencias de prensa en el Novotel de Lescar para las 14:30. Serán simultáneas en diferentes salones aunque Contador no atenderá hoy a los medios.
Andy cedió en el descenso
La renta de 39 segundos que logró Contador en Bagnères de Luchon se debió, sobre todo, a la poca pericia de Andy en la bajada. En la cima sólo había 15 segundos de diferencia entre ellos. Tras el descenso (Contador con la ayuda de Samuel y Menchov, y Schleck con la de Van den Broeck), la ventaja se amplió a los 39 definitivos.