Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El atroz ritual de un equipo de fútbol americano: violaciones en grupo para estrechar lazos entre jugadores

El atroz ritual de un equipo de fútbol americano: violaciones en grupo para estrechar lazos entre jugadorescuatro.com

Varios jugadores del equipo de fútbol americano de la Universidad de Baylor en Texas se enfrentan a una demanda federal, acusados de haber violado en grupo a varias mujeres del campus educativo como parte de un presunto ritual de grupo. Además, se les alegan otros delitos como agresiones, robos, tenencia de armas y consumo de drogas.

La demanda de una estudiante de la Universidad de Baylor, Texas, ha destapado uno de los escándalos sexuales más atroces de la historia reciente de EEUU. La demandante acusa a un número de entre cuatro y ocho jugadores del equipo de fútbol americano de su centro de estudios de haberla violado en el año 2012. Ahora los jugadores se enfrentan a una demanda federal al haberse constatado que poseían fotografías y vídeos de los abusos sexuales cometidos, publica la CNN. La víctima asegura que informó a cargos internos de la Universidad pero que no denunció los hechos por la idea instalada en la comunidad educativa de que "los jugadores del equipo de fútbol pueden hacer lo que quieran".
La acusación va dirigida en torno a varios jugadores del equipo de fútbol americano, así como hacia su exentrenador y el expresidente del club, quienes dimitieron del cargo hace un año según fueron destapándose los primeros delitos dentro de la comunidad educativa. Desde la Universidad han enviado un comunicando en el que admiten haber intentado llegar a un acuerdo amistoso con la demandante y haber impulsado internamente al menos 105 medidas nuevas para evitar este tipo de crímenes en el futuro.
Según la demanda, varios jugadores asaltaban y drogaban a mujeres en el campus, para después violarlas en un ritual que tenía por objetivo el unir lazos entre los compañeros de vestuario. Esta rutina abominable del equipo ha salido a la luz tras una investigación que las autoridades comenzaron en 2016 después de que una estudiante fuera atendida tras haber sido víctima de una agresión sexual por parte de dos de los deportistas. No se presentaron cargos y ambos volvieron a su rutina habitual en la universidad.
Pero después llegaron otros delitos, entre los que figuraban la organización de peleas de perros en fiesta universitarias y una serie de robos, que comenzaron a destapar el escándalo. El entrenador del equipo, Art Briles, y su presidente, Ken Starr, fueron despedidos hace un año tras conocerse que la oleada de delitos criminales ocurrieron durante sus mandatos.
Los miembros de la comunicad educativa afirman estar en estado de 'shock', tras sentirse desprotegidos e incapaces de comprender cómo pudo la universidad gestionar tan mal las informaciones de los denunciantes.