Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Chelsea quiere a Pep el próximo año

Roman Abramovich quiere a Pep Guardiola en el banquillo de Stamford Bridge la próxima temporada. El millonario ruso ya ha tomado la decisión de dar por concluida la etapa del italiano Carlo Ancelotti al frente de los blues y ha iniciado la estrategia para tratar de convencer al entrenador catalán para que asuma la dirección técnica del Chelsea.
Guardiola acaba contrato con el Barcelona el próximo 30 de junio ya que a pesar de los intentos del presidente Sandro Rosell para asegurar la continuidad del de Santpedor, a quien quería convertir en "el Ferguson del Bar­ça", sólo consiguió arrancarle la renovación por una temporada. Ambas partes pactaron que el contrato se renovaría de forma automática año a año cuando el técnico así lo solicitara. De momento, Pep sigue sin decir nada al respecto.
Además, los inicios con Rosell no han sido un camino de rosas. A Pep no gustó la venta de Chygrynskiy (al que él pidió la pasada temporada) y al presidente no le convencía ni el sueldo de Tito Vilanova, segundo entrenador (que es el asistente mejor pagado de la Liga superando a la mayoría de técnicos de Primera) ni la secretaría técnica sugerida por Pep.
Todo apunta a que tal y como pasó hace un año, en enero volverán a desatarse los rumores sobre la continuidad del técnico. El curso pasado, ante la presión que tenía relación directa con el proceso electoral en el club, Pep tuvo que comparecer y asegurar que, ganara quien ganara las elecciones, seguiría un año más al frente del equipo.
Más en As.com