Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Se burlaron algunos 'fans' del Celtic de un suicidio rival? Indignación en Reino Unido

celtic glasgowcuatro.com

"Escoria, horror, basura..." Son las palabras que las redes de Reino Unido están empleando para calificar lo sucedido este fin de semana en las gradas del Celtic Park. La imagen está dando la vuelta a media Europa. Durante el derby escocés entre Celtic y Rangers, algunos 'hinchas' locales exhibieron varias muñecas hinchables colgadas por el cuello y portando bufandas del rival. Un gesto deplorable que, además, fue realizado el Día Mundial para la prevención del suicidio y dos días después de que el hermano de una leyenda de los Rangers se quitara la vida.

El próximo rival del Barça en Champions ha sido protagonista de una de las imágenes más desagradables del fin de semana. Se jugaba el derbi entre de Glasgow entre Celtic y Rangers cuando parte de la grada local exhibió varias muñecas hinchables ataviadas con la bufanda del equipo rival, colgadas por el cuello y con las manos atadas a la espalda.
Una imagen deplorable por sí misma, que muestra la cara más violenta de ciertos individuos a los que de ninguna manera debería confundirse con aficionados al deporte. Pero lo que más ha indignado al mundo del fútbol es que semejante muestra de barbarie llega apenas dos días después de que el hermano de  Kris Boyd, leyenda del Rangers, se suicidara dejando atrás a un hijo pequeño y a una mujer embarazada. Esta terrible circunstancia, sumada al hecho de que el sábado era 10 de septiembre, Día mundial para la prevención del suicidio, ha encolerizado a las redes del Reino Unido.
The Sun ha publicado que, pese a lo extremadamente desagradable de la imagen, círculos cercanos a los fans del Celtic aseguran que en ningún caso la imagen de las muñecas hinchables colgadas era una referencia al suicidio del hermano de Boyd. Lo que es innegable es que ciertos sectores de las gradas de fútbol están encontrando en los estadios, con demasiada asiduidad, el escenario idóneo para dar rienda suelta a las expresiones más perversas. Si bien cientos de aficionados del Celtic han condenado sin paliativos lo sucedido, el club aún no se ha pronunciado en ningún sentido sobre un hecho que se ha producido dentro de sus instalaciones.
Quien sí está siguiendo de cerca la polémica, asegura The Sun, es la policía. Revisando comentarios en redes sociales, no descarta tomar medidas a pesar de que durante los hechos nadie denunció la situación dentro de las gradas del Celtic Park.