Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Carlos Sainz mantiene una segunda posición a pesar de sufrir una deshidratación

La tercera etapa del Rally Dakar Argentina ha sido tarea complicada para los pilotos españoles. Marc Coma acabó la etapa noveno debido a problemas mecánicos, su compañero de equipo Jordi Viladoms abandonó tras un accidente y Nani Roma volcó.
En categoría de coches, el piloto francés Stéphane Peterhansel (BMW) se adjudicó el triunfo de la etapa y se hizo con el liderato provisional, por delante de Carlos Sainz (Volkswagen), que mantiene intactas sus opciones.
El madrileño acabó la etapa deshidratado, pero tras ser atendido por los servicios médicos que le realizaron pruebas y le administraron suero, en unos minutos salió del camión de asistencia con mejor aspecto, pensando de nuevo en la competición. Sainz alabó el trabajo de su copiloto, Lucas Cruz, y explicó que encontraron problemas de sobrecalentamiento del motor y pérdidas de potencia importantes por la altitud. Incluso tuvieron que pararse y aminorar el ritmo, momento que el BMW del campeón francés aprovechó para alcanzar el triunfo, el 32º en su espectacular trayectoria.