Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Button reafirma su liderazgo en Estambul

El piloto inglés Jason Button acaba primero en Turquía, suma diez puntos más y se coloca líder del mundial a gran ventaja de sus rivales
Estambul siempre es un circuito de grandes sorpresas, sin embargo este año, de emociones, pocas. Button siguió la estela de Schumacher, y colocándose primero en la segunda vuelta, ganó, liderando en todo momento el GP de Turquía que se disputó este fin de semana.
Sebastián Vettel, que salía primero tras obtener el mejor tiempo en las sesiones de clasificación, cometió su gran primer error a poco de comenzar la carrera, una pasada de frenada en una de las curvas más controvertidas del circuito le hizo perder la posición a favor de Button. Más tarde, cuando iba segundo, se vio perjudicado por la mala estrategia del equipo, que decidió ir a tres paradas en vez de dos, el coche sin gasolina volaba, pero no fue suficiente para recuperar lo perdido. Sebastián acabó tercero, pues su compañero de equipo, Mark Webber supo aprovechar el error para sumar una posición.
Luchando en otro frente, en la barrera de los puntos, es dónde encontramos a Fernando Alonso. El asturiano, quedó décimo, una posición que el mismo afirmo merecer: "Cuando vas despacio es normal que quedes por detrás de tus rivales". Todas las escuderías habían evolucionado sus coches menos Renault, que habiendo probado cambios en las sesiones de entrenamiento, decidió a última hora no modificar el coche para la carrera.
Sin embargo, si algo debe darle consuelo al español, es saber que su actuación en estas últimas carreras no ha estado ni por asomo a la altura de los otros dos campeones que se encuentran en la parrilla, Raikkonen, con toque en la salida, quedó noveno y Hamilton, décimo tercero. Ya se sabe, mal de muchos, consuelo de pocos.