Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bayern y Arsenal, clasificados

Robben clasificó al BayernCUATRO
El gol de Robben desde 30 metros le da el pase al Bayern. El Arsenal no echó de menos a Cesc y endosó cinco goles al Oporto
El Bayern será un rival incómodo para el que le toque en cuartos de final. El equipo alemán ha cogido ya le velocidad de crucero y tiene dos grandísimos jugadores: Ribéry y Robben. El ex madridista está rápido y vertical, y al francés no le importa partirse la cara en cada partido porque ya la tiene partida. Klose, un delantero con gol, hace el resto.
Arsenal, velocidad y ataque
Aunque Bendtner, conocido por su capacidad para errar sus golpeos o incluso olvidarse de rematar, hizo un hat-trick, la estrella fue Arshavin. Sin Cesc, el ruso se erigió en el líder del equipo. Se dispuso a hacer diabluras alrededor del área, intervino en tres de los tantos y convirtió ese cocktail de velocidad, pase y dinamismo en guarismos en el marcador.
De hecho la ausencia de Cesc liberó a otros futbolistas o, dicho de otro modo, no tuvieron más remedio que aparecer, incapaces de esconderse tras sus tantos. Fue el caso de Song, Rosikcy, pero especialmente de Nasri. El tercer gol contó con un slalom del francés que encontró un agujero en la portería cuando el ángulo se cerraba. El Oporto fue incapaz de parar el vendaval y volvió a perder (como ya ocurrió en sus seis visitas a Londres) porque ni defendió ni atacó. Por algo se llevó su mayor goleada en 21 años en Europa.