Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Barcelona sufre pero ya está en la final

Rubio en un partido de la EuroligaCuatro
El Barcelona quiere un pleno de títulos. Sobre todo porque se lo puede permitir. Citius, altius, fortius... Su plantilla es más extensa, tiene más calidad y encima posee un chip que le hace competir y sobreponerse a cualquier adversidad.
Ni siquiera el Carpena ha logrado frenar al campeón de Europa, que se ha colado en la final de la ACB con cinco victorias y ninguna derrota. Y nadie podrá decir que se lo han puesto fácil. Unicaja ha dado la cara en sus tres partidos, especialmente en el de anoche, que se le fue en un minuto después de aguantar estoicamente los hachazos del Barça. Porque Unicaja tuvo hasta nueve de ventaja, pero se atascó en el último cuarto, justo cuando Basile y Lorbek reclamaron protagonismo a base de triples.