Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Barcelona se regocija con el primer K0 blanco

El Barcelona se regocija de la derrota madridistaCUATRO
El Madrid cayó en su primer partido serio, dice la prensa catalana
La primera derrota del Real Madrid en la Liga ocupó ayer las portadas de los periódicos de Barcelona y tuvo montones de horas de radio y televisión bajo un común denominador: el regocijo barcelonista por la primera brecha que se abre en la tabla entre el Barça y el equipo de Manuel Pellegrini.
"GaláctiKO y el Barça líder solitario. Los blancos caen en el Pizjuán ante un Sevilla que le dio un repaso", dijo Mundo Deportivo. "Pinchazo galáctico. El Madrid cae ante el primer equipo serio al que se ha enfrentado", tituló Sport. "El Madrid se queda seco con el Sevilla. El equipo andaluz se reafirma como tercera vía ante un rival sostenido por Casillas", fue la visión de El Periódico mientras que La Vanguardia asegura que la derrota del Madrid "complica la vida a Pellegrini mientras el Barça sigue imbatible".

En radios y televisiones se analizó también el partido de Nervión, al que se le puso este titular: "Fue Casillas contra el Sevilla". Analistas profesionales y aficionados pusieron hilo a la aguja del partido y de las diferencias entre culés y merengues a día de hoy. En Radio Barcelona las fijaron en cinco: el estilo (el Barça tiene la pelota, el Madrid, no. Y con datos: la media de posesión azulgrana hasta ahora es del 68% por apenas el 50 los blancos), el juego por las bandas (empezando por el rol de Dani Alves), la solidez defensiva (8 paradas de Iker en Sevilla por tres partidos sin intervenciones directas de Víctor Valdés), más llegadas a puerta de los de Guardiola (tres veces más el Barça que el Real) y la presencia de la cantera; mientras en el Barça acostumbran a jugar 7 u 8 futbolistas formados en casa, el Madrid oscila entre dos y tres. Y la opinión más común: mientras el Barça sabe a lo que juega, el Madrid trata de enterarse todavía; el convencimiento es barcelonista.
Más en As.com