Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Barcelona se impone al Dinamo y termina primero de grupo (1-2)

Xavi se lució y anotó en posición dudosa en su aparición cien en la Champions. El Barça acaba primero de grupo. Valdés erró en el gol local
Es un seguro de vida. Analizándolo de manera muy rápida, Xavi tiene la fiabilidad de una máquina alemana, el corazón de la Roja y el sacrificio del catalán honrado. Es perfecto. Rondando la treintena (los cumple el próximo 25 de enero), el medio cumplió ayer 100 partidos en la Champions. Y lo celebró a lo grande. El internacional culminó una sensacional jugada de ataque (aunque su posición es dudosa, podría estar en fuera de juego), con infinidad de toques, cuando no lo estaban pasando bien. Participaron todos los cracks en la elaboración, pero la culminó él, el más fiable. Desde que lo hiciera debutar Louis van Gaal en Old Trafford (16 de septiembre de 1998) relevando a Giovanni (el de las butifarras en el Bernabéu, ¿lo recuerdan?), el egarense ha demostrado saber a qué juega, exponiendo siempre un repertorio de imaginación y un constante vacile elegante a los rivales retándoles a quitarle la bola: parece misión imposible.