Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Barcelona, campeón de la Liga más reñida

El Barça sumó los 99 puntos y envió al Valladolid a Segunda
Pudo ser una obra de terror para los culés y de acción para los pucelanos, pero acabó siendo una comedia azulgrana y un drama castellano. El Barça es campeón por juego, idea y filosofía. El Valladolid está en Segunda por méritos propios, por reaccionar tarde desde los despachos (tres técnicos desde agosto) y por contratar y confiar en Manucho, un ariete que prometió 40 goles cuando llegó a la Liga, acabó el curso con cuatro y ayer pudo reventar la Liga.
Nada más comenzar el partido, cuando los locales estaban sólo presencialmente sobre el Camp Nou, un error de Valdés ante la presión de Diego Costa, dejó al angoleño solo en el punto de penalti, con la gloria tan cerca como pequeña luego se le hizo la portería. Manucho quiso asegurar, aunque no contó que por detrás llegaría Puyol para arrebatarle la fiesta al pucelano y el sueño al Valladolid, que daba muestras de superioridad, de estar listo para medir los tiempos y de poder complicar la vida al campeón. Al instante fue Baraja el que intimidó a Valdés desde lejos (6'), pero el potente remate acabó desviado por Piqué.