Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El feo gesto del Barça B con la afición del Espanyol tras mandarlos a Tercera división

¿El feo gesto del Barça B con la afición del Espanyol tras mandarlos a Tercera división?cuatro.com

El filial del Barça venció 0-2 al del Espanyol, en un derbi definido por la polémica y que acabaría propiciando el descenso de categoría del conjunto perico. Consternados, muchos hinchas blanquiazules se quejaron de la actitud de varios futbolistas culés que supuestamente se rieron de ellos tras certificarse el descenso.

"Barça B" y "Espanyol B" se enfrentaron este domingo en Segunda B en un derbi marcado por la polémica y en el que su resultado, 0-2 a favor de los blaugranas, provocó el descenso matemático del filial perico a Tercera división.
El derbi de filiales terminó en polémica después de que varios jugadores del Barça B, dirigido por Gerard López, se riera de la afición perica tras certificarse el drama de los canteranos. Varias cuentas de Twitter denunciaron este hecho.
Un duelo marcado por la polémica, empezando por el pasillo del Espanyol a los culés al comienzo del partido, después de que se proclamaran campeones de su grupo la jornada anterior. El barcelonismo se quejó de que varios jugadores del Espanyol no aplaudieron durante el mismo, gesto que sería defendido posteriormente por su entrenador.
Después, durante el encuentro, los ánimos estuvieron muy caldeados. El conjunto blanquiazúl terminó con 9 futbolistas sobre el campo. El 0-2 final suponía el descenso virtual del Espanyol, que dependía de una victoria del Alcoyano frente al Atlético Levante. Pero el cuadro alicantino no pasó del empate y provocó su descenso matemático a Tercera.
Más tarde en la rueda de prensa posterior al final del partido, el entrenador blanquiazúl, David Gallego, no dudó en mojarse a la hora de opinar sobre la actitud mostrada por muchos jugadores rivales durante el partido. "Hoy son el Barça, pero mañana pueden ser el Reus. Esto del fútbol puede dar muchas vueltas", decía, pidiendo una cura de humildad para algunos canteranos culés.