Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Atleti fusila al Racing y huele de cerca la final

Un sensacional Agüero lideró la goleada. Marcaron Simao, Reyes y Forlán (2). El Racing, indignado con el penalti inexistente del 3-0. Tiago y Simao, al palo
De golpe el Atleti se puso a jugar al fútbol y al pobre Racing le aplastó un rodillo. Fueron cuatro goles, dos postes, varias ocasiones claras falladas y, sobre todo, la sensación de que la banda de feria habitual se puede convertir, si se pone a ello, en una orquesta más que apañada. Por lo que se ve, cuando los extremos deciden ayudar a los mediocentros y los defensas no se ponen a pensar en las musarañas, el equipo ya no se parte y la vida es más sencilla. Y si Agüero está iluminado, ya ni les cuento. ¡Qué futbolista!
El Racing acabó indignado con el árbitro, que fue un desastre. Reclama un discutible penalti por mano de Antonio López y, por encima de todo, el penalti del 3-0, que fue de traca. Toni Moral le hace dos faltas a Jurado, una zancadilla y un agarrón, y ambas son fuera del área. El problema no es que lo sean, es que lo parecieron y que el juez de línea en ningún momento señaló penalti. Fue Mateu quien por su cuenta y riesgo montó el lío. Los dos enfrentamientos que vivirán ahora en Santander van a ser calentitos.