Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Atleti , muy espeso, no sentencia con todo a favor

Espesísimo ante un rival con diez desde el 31'. Reyes y Kun, sin ayuda. Forlán, negado. El Sporting, sólo Liedson. Tonel vio la roja en el 89'. Lisboa decidirá
La vieja historia; al Atleti se le puso todo a favor y se ofuscó sin remisión, dejando que una eliminatoria predispuesta a resolverse en el Manzanares se marchara vivita y coleando a Lisboa. Pese a la evidente sensación de oportunidad perdida, conviene recordar que a los de Quique les va la marcha: ya regalaron el empate en casa ante Celta y Galatasaray (además con goles, 1-1 ambos) para acabar resolviendo las eliminatorias en territorio enemigo. Si en vez de al fútbol jugase un rescate, se le daría mucho mejor ser presa que cazador.
Pero antes de pensar en Lisboa, regresemos a Madrid donde se presenció una obra de dos actos. El primero lo protagonizó con escaso brío el Sporting. Sin Tiago, el Atleti no quería saber nada del centro del campo. Balón que cogían los defensas, balón que volaba 50 metros soñando con un destino feliz en los pies de algún atacante para acabar decepcionado en los de un rival. La temprana lesión de Perea enfrío aún más al equipo y, poco a poco, Mendes, Veloso y Moutinho asumieron el mando, más por obligación que por devoción. Las áreas eran como El Dorado: un paraíso ficticio.
Más en As.com