Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Athletic de Bilbao desactivó al Barça

El planteamiento ultradefensivo del Athletic sirvió para neutralizar al BarçaCuatro
Hay veces que el victimismo moderado tiene recompensa si tienes conducta. Hay ocasiones en las que el encerrarse atrás te conduce al premio por el camino de la atención. Hay situaciones en la que pese a que te midas a los mejores del mundo, la casta te sirve para salir con vida del Camp Nou. El Athletic de Caparrós no perdió la eliminatoria, mientras que los de Guardiola no pudieron cerrarla.
Desde que el Hércules, a principios de septiembre abriera el debate (ya caduco, claro) sobre el cansancio de los mundialistas (venció merecidamente 0-2), los azulgrana habían conseguido anotar en los 22 partidos oficiales disputados, sólo empatando tres encuentros y acumulando 19 triunfos.
Con Messi y Villa en el banquillo de inicio, los vascos vieron alimentada su autoestima y su contundencia en descontar los minutos con un excepcional orden, con unas ayudas muy bien trabajadas y con el orgullo de una afición que lo que desea es que sus jugadores se vacíen, por encima de todo. Bojan, Pedro, Xavi, Iniesta... uno tras otro, los azulgrana tratando de encontrar el camino de la alegría, pero entre la falta de fortuna y la excepcionales intervenciones de Iraizoz arruinaron el abrazo culé.
Sin huecos. La posesión del Barça fue insultante (73 por ciento) pero si eso no se traduce en goles... Con tal panorama, Xavi se fue agobiando (jugó su partido oficial 548, igualando a Migueli) , Iniesta no encontraba la senda, Pedro se fue diluyendo (excepcional su primera parte) y Messi y Villa, ya en el terreno de juego, no pudieron embocar. ¿Y eso? Todas las vías de pase estaban completamente anuladas. Con un planteamiento ultradefensivo (el Athletic tiró sólo dos veces), parecía que se multiplicaban los jugadores vascos, que se mordían la lengua en busca de un empate con sabor a gordo de Navidad.
La noche de Reyes será espectacular en La Catedral. San Mamés reventará en lo que será la primera prueba de fuego (otra más) para el Barça de Pep en 2011, citas en la que no acostumbra a fallar. Pese a que no anotó, que nadie se engañe. El Barcelona jugó vertical y fiel a su estilo. Pero algún día debía cortarse la racha y ayer el Athletic desactivó al Barça.
Nolito, cuatro años al Benfica
Nolito dejará de ser jugador del Barça y se irá al Benfica las cuatro próximas temporadas. Cobrará casi un millón por temporada.