Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ancelotti, sobre su salida del Madrid: "El Presidente me llamó tras sustituir a Bale en un partido"

Ancelotti revela los motivos de su salida del Madrid: "Bale llamó quejándose por no jugar por el centro"cuatro.com

Carlo Ancelotti publica su nuevo libro, ‘Liderazgo tranquilo: ganando corazones, mentes y partidos’, en el que señala el deterioro en su relación con Florentino Pérez como el principal detonante de su marcha. Los motivos, según él, fueron una estadística negativa de la UEFA y su oposición a cambiar el esquema para que Gareth Bale jugará por el centro.

Más de dos temporadas después, la marcha de Ancelotti del Real Madrid sigue dando que hablar. El técnico italiano, uno de los entrenadores más queridos que se recuerdan en el Santiago Bernabéu, vuelve a ser noticia tras la publicación de su nuevo libro, en el cual revela detalles sobre su salida del club blanco desconocidos hasta el momento.
El actual entrenador del Bayern de Münich, rival del Real Madrid en cuartos de la Champions, habla en el libro de un deterioro en su relación con el presidente, Florentino Pérez, a causa de uno de sus jugadores: Gareth Bale.
Ocurrió tras la derrota ante el Valencia por 2-1 en Mestalla, que ponía racha a aquella racha triunfal de 22 victorias consecutivas. En aquel partido, Carletto cambió a Gareth Bale. “Días después, el director general me dijo que el presidente quería hablar conmigo. Cuando fui a su oficina, me dijo que Bale le había llamado. Su representante se había quejado porque Gareth quería jugar por el centro. El presidente me dijo que qué pensaba hacer. Mi respuesta fue: nada. No podía cambiar el sistema a mitad de temporada. Desde entonces, mi relación con el presidente no volvió a ser la misma”.
No fue el único motivo de enfado en la cúpula del Real Madrid. El otro tenía que ver con unas estadísticas de la UEFA que mostraban que el equipo no tenía tantas horas de entrenamiento como otros grandes clubes europeos. Aquel dato originó presiones dentro del club. “Hay que trabajar más, me decían. Yo pensaba lo contrario. Los jugadores debían descansar. Lo de las estadísticas fue una señal de que el Madrid tenía más fe en los números que en mi trabajo”.