Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Alemania se indiga con el eurovillarato

La Prensa carga contra Bjorn Kuipers por no pitar los claros penaltis de Piqué y Márquez
Alemania ha descubierto el eurovillarato. A la indignación de la afición del Stuttgart tras el arbitraje del holandés Bjorn Kuipers en su partido con el Barça, siguió ayer el lamento unánime de la Prensa de la ciudad y de todo el país. Conclusión rápida: se sienten asaltados por la no señalización de dos claros penaltis en el área de Valdés.
Para el Spiegel, "el Barcelona fue premiado con muchas otras oportunidades (...) Después de un pase de Pavel Pogrebnyak, Gerard Piqué jugó el balón con la mano. Además, Rafael Márquez cometió una pena mayor al empujar a Timo Gebhart, que el árbitro decidió no penar".