Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Alejandro Valverde se hace más líder

La ascensión a La Pandera, última de las cinco llegadas en alto de la Vuelta, dejó prácticamente sentenciada la carrera. Alejandro Valverde cedió ante los primeros ataques, pero, tras una gran remontada, fue él quien pasó a la ofensiva. Ahora saca 31 segundos a Gesink y 1:10 a Samuel
En esta Vuelta a España todo sucede en miniatura. Las diferencias se miden en segundos y los actos valerosos, por ser tan breves, nunca alcanzan la categoría de proezas. No es problema de la carrera, ni de las montañas. Quizá influya ser el postre del calendario ciclista, pero seguramente nos encontremos ante una característica del ciclismo moderno, donde todo está absolutamente controlado, de las pulsaciones a los pensamientos. El caso es que ayer disfrutamos de una última subida apasionante que apenas tuvo consecuencias en la clasificación. Y eso, debo admitirlo, nos desapasionó un poco.
Dicho esto, el primer análisis de lo sucedido tiene que enfocar a Alejandro Valverde, que sale de las montañas andaluzas con la Vuelta en la mano. El modo de confirmar su liderato fue lo emocionante. A tres kilómetros del final de la etapa, el murciano se descolgó de los favoritos, víctima del asfixiante ritmo de Basso, Evans y Gesink en las más duras rampas de La Pandera.