Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Alejandro Valverde conquista la Vuelta a España 2009

Alejandro ValverdeCUATRO
Desde que fue 3º en 2003, de Valverde se esperaban triunfos así.
El último día de la Vuelta repitió las pautas habituales: homenaje al campeón, reconocimiento a los supervivientes y promoción de la ciudad. Todo ello, como siempre, rodeado de un ambiente festivo, porque festiva era la jornada y porque cada vez que termina una gran carrera los ciclistas son como soldados celebrando el armisticio.
Sin embargo, en esta ocasión queda una sensación extraña de la que no participarán, me temo, los integrantes de la caravana ciclista. Ellos, como protagonistas de la aventura, disfrutan del privilegio del escenario y la primera fila, pero, en cambio, carecen de la perspectiva del gallinero. Y la impresión es agridulce desde los asientos altos.
Por un lado, nos felicitamos porque ha ganado un español y porque otro fue digno subcampeón. También, como sucede en cada epílogo, compartimos la plenitud del viajero que ha disfrutado de mil paisajes y otras tantas peripecias. Se podría resumir diciendo que nos gusta el ciclismo, su novela de tres semanas.