Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La gran final, a la carta

Tras el cara a cara con Halima, en el que ambos debían elaborar una ‘croquembouche’ (una escultura dulce y alargada hecha con profiteroles) David se ha proclamado ganador de la primera edición del programa. Como premio, trabajará en un restaurante de dos estrellas ‘Michelín’ y podrá disfrutar de los 30.000 euros que ha ganado con su esfuerzo.