Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Paco Torreblanca y los mentores tendrá la última palabra en cada expulsión

mentorescuatro.com

'Deja sitio para el postre' va más allá de la mera preparación de un postre y muestra lo que hay en la trastienda de cualquier gran creación gastronómica: materia prima, técnica, equipos humanos y, por su puesto, la opinión de los que degustan.

'Deja sitio para el postre' es un concurso de cocina focalizado en la repostería, el talón de Aquiles de muchos cocineros de prestigio. En su producción, el programa ha contado con una importante labor de casting iniciada a finales de 2013 que reunió a más de 3.000 personas de las que fueron seleccionadas 30. Esta treintena de candidatos pasaron anteriormente por la 'Academia del Gusto', donde realizaron diversas pruebas de la mano de los tres mentores y de la supervisión de Paco Torreblanca. De este reto definitivo, salieron elegidos los 18 candidatos que competirán en el concurso.
En el inicio de 'Deja sitio para el postre', los 18 alumnos se integrarán en tres equipos de seis personas capitaneados cada uno de ellos por un mentor: David, Amanda y Sergi. La implicación de los mentores será absoluta: no sólo evaluarán, sino que compartirán con sus alumnos su maestría y competirán para que sus equipos se alcen con la victoria de cada prueba. El concurso, que contará con la colaboración de Jacob Torreblanca como asesor culinario, ofrecerá una competición doble: la de los propios concursantes y la de los mentores, que buscarán la permanencia de su equipo.
El programa constará de tres pruebas:
1. Prueba creativa
Cada semana, Paco Torreblanca recibirá un encargo de un cliente diferente. Personajes anónimos o rostros conocidos contarán con el Gran Jefe del concurso para encargarle una creación especial. Torreblanca trasladará el encargo a los tres equipos, que tendrán que elaborar un delicioso postre que satisfaga el paladar del cliente. Será una prueba en la que la planificación y el desempeño de todo el grupo serán fundamentales, puesto que el equipo vencedor ganará la inmunidad y no podrá ser eliminado.
La búsqueda de la mejor materia prima será otra de las piezas fundamentales. En 'Deja sitio para el postre', los ingredientes no aguardan en una sala anexa. Al contrario, la compra se realizará en establecimientos reales, por lo que será necesario desplazarse para adquirir los productos. Además, los equipos contarán con un presupuesto limitado. 
Esta primera prueba será protagonista de distintos eventos en los que los concursantes tendrán que mostrar su creación. Una tarde en el circo, una fiesta de la alta sociedad o un macroconcierto con artistas de primer nivel son algunos de los escenarios en los que los participantes medirán sus creaciones.
Con el fin de superar este reto, los tres equipos tendrán que aplicar todos sus conocimientos técnicos en la mejor manera de transportar el postre sin perder sabores ni texturas, una dificultad añadida cuando la temperatura y la estética son factores básicos para el éxito. ¿Llegarán los productos como imaginan? Los nervios aflorarán y la competitividad estará a flor de piel, pero será una rivalidad 'dulce', como mandan los cánones de la buena repostería.
2. Prueba del sabor
Los equipos que no consigan la inmunidad tendrán que medir de nuevo sus fuerzas en los fogones. En cada programa, un jurado de expertos propondrá a los concursantes un reto temático que deberán superar. Unas monjas clarisas confeccionando yemas de Santa Clara, críticos culinarios esperando una fascinante creación o un maestro heladero retándoles a imitar su mejor helado son solo algunos de los invitados de excepción de esta prueba que cada aprendiz a repostero deberá superar en solitario.
El comité de expertos invitado cada semana será el encargado de seleccionar a los dos concursantes más débiles. El resto será salvado y continuará con su equipo en la competición una semana más.
3. Cara a cara
Los dos candidatos a la expulsión se medirán en un último reto gastronómico a propuesta de Paco Torreblanca. Este desafío se convertirá también en una dura prueba para sus mentores. En esta fase final, Sergi, David y Amanda tendrán que expulsar cada semana a un concursante, sin atender al equipo de pertenencia.
La última palabra, en manos de Paco Torreblanca
Gran Juez del programa y maestro de los concursantes y mentores: Paco Torreblanca será la llave definitiva para continuar en 'Deja sitio para el postre'. En su poder está la facultad de salvar al concursante nominado si considera que su progresión está siendo la adecuada o incluso 'repescar' a algún expulsado. Pero no siempre será así. Torreblanca también podrá expulsar a un concursante salvado cuando estime que no está aprovechando las enseñanzas del programa, o reorganizar los equipos para mantener la tensión competitiva entre ellos. Riguroso y comprensivo a partes iguales, Torreblanca impartirá diferentes clases magistrales en cada prueba creativa y en los 'cara a cara', momentos en los que tomará el pulso a sus aprendices.