Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Donde viven las sombras

La mansión del Mago Negro: La carrera de uno de los grupos de rock más importantes de la historia se vio salpicada por un terrible suceso que tuvo como epicentro una vieja casa escocesa. Magia negra, satanismo y sacrificios tuvieron lugar tras los muros de Boleskine House.
El último pabellón: La antigua cárcel de Carabanchel fue el escenario de multitud de ejecuciones y muertes violentas. Algunos de los criminales más peligrosos de España durmieron tras sus rejas. Décadas después de su clausura son muchos los testimonios que hablan de extraños sucesos en el viejo edificio: apariciones, ruidos inquietantes y gritos desgarradores se suceden en las entrañas de la cárcel.
La abadía de Thelema: Fue un oscuro enclave de poder donde el llamado Mago Negro, Aleister Crowley, forjó gran parte de su leyenda. Rituales y magia se llevaron a cabo en las entrañas de esta siniestra abadía.
El Templo del Pueblo: Algunos lugares quedan para siempre pegados a historias terribles que ocurrieron en ellos, como el Templo del Pueblo o Jonestown, donde tuvo lugar el suicidio masivo ocurrido en Guyana el 18 de noviembre de 1978, el más grave de la historia. Una secta, conducida a una espiral de creciente sinsentido por la demencia fanática de su líder, se autoinmoló en masa en una lejana comuna enclavada en un paraíso tropical.