Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El saludo fantasma del último soldado de Belchite contado por una niña

Las ruinas de Belchite viejo quedaron tal y como la guerra civil lo dejó. Una familia entró a visitar lo que queda del pueblo con sus hijas, de seis meses y tres años. Nerea, la mayor, en cierto momento dijo “un niño nos está diciendo adiós”. Tras hablar con su madre, entendió que era un soldado con el puño en la sien. Rápidamente, su madre reunió a todo el grupo para irse del pueblo fantasma. Los expertos Joaquín Abenza y Carlos Bogdanich analizan el testimonio.