Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Paloma Navarrete: "Veo un hombre que me cuenta que custodia la tumba de su amada"

Unas huellas daban la voz de alarma. Unos aparentes pies de niños en la azotea de un edificio de Fraga, en Aragón. La senda de pisadas nacía del abismo y morían o se cortaban en seco. En Paloma Navarrete ha contado lo que ha visto a través de la bola: "Veo un hombre que entra y me cuenta que custodia una tumba. Se llamaba Pedro Villalta Cetrán e iba a una iglesia que estaba cerca de la casa, y me cuenta que su amada está enterrada en esa tumba y que él guarda esa tumba. Dio el nombre de ella, Celia. Él no sabía que Celia estaba muerta, ni él tampoco. Cuando le convencí que se fuera con ella, el campo magnético estaba perfecto", ha dicho Paloma. En un segundo rastreo asegura que "aparecen en esa casa, en la época de la guerra, tres refugiados. Yo oigo tiros en la calle y veo como salen de la casa vivos y ahí los pierdo", ha sentenciado.