Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La simple presencia de Carlos Muñoz hacía con que varios objetos se movieran

La presencia de Carlos Muñoz generaba que los objetos se movieran, que la luz se encendiera, que las puertas se cerraran o que los grifos se abrieran. Cada vez que sucedía algo así, Carlos sentía un dolor en el pecho y le entraban escalofríos. La familia decidió pedir ayuda a parapsicólogos y videntes, pero éstos se dieron cuenta que aquellos fenómenos eran inexplicables.