Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Objetos malditos: el cráneo de Bettiscombe, el vestido de Anne Baker y el baúl de Cooley

Algunos objetos recogidos a lo largo de la historia están considerados como malditos y encantados porque tienen poderes. El cráneo de Bettiscombe Manor es uno de ellos pues algunos testigos afirman que se escuchan gritos dentro de él y que, además, suceden desgracias al deshacerse de él. Por otro lado se encuentra el vestido embrujado de Anne Baker, una mujer de clase alta que vivió una trágica historia de amor. Aseguran que el vestido se mueve solo. Además, el baúl sangriento de Jacob Cooley, elaborado por un esclavo, tiene una maldición que mató a todos los descendientes de Cooley.