Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Un faro en el espacio?

Mirar las estrellas es siempre un ejercicio de humildad. Es difícil no preguntarse qué habrá en cada uno de esos diminutos puntos que contemplamos. ¿Habrá vida? ¿Seres inteligentes? Cada una de esas infinitas luces tiene su propio secreto. Recientemente, una en concreto ha suscitado la perplejidad de los científicos. A dieciséis mil años luz de nosotros, el parpadeo de una estrella era demasiado irregular, repitiendo la misma secuencia en ciclos de seis horas, como si fuera un código morse. ¿Podría ser la intervención de seres inteligentes?