Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fútbol Insólito: Los casos más trágicos y misteriosos del deporte rey

Apariciones en estadios, muerte de estrellas con tintes de conspiración, asesinatos de jugadores por venganza o maldiciones. En pleno Mundial de Brasil Cuarto Milenio habla de la cara misteriosa del deporte rey. Un inquietante recorrido de la mano de Iker Jiménez y Carmen Porter por la vertiente insólita y enigmática del fútbol.

¿Un fantasma en el Hernando Siles?
Una filmación de abril de este año durante un partido de la Copa Libertadores en Bolivia. En un saque de puerta la cámara enfoca y ve como una sobra negruzca, como si fuera un espectro que recorre las gradas del estadio y en un momento dado desaparece.
Pero este estadio ya tenía una historia misteriosa detrás, contada por el administrador del estadio Eduardo Flores, que dice que por las noches cuando se quedan solos se escuchan gritos, se escuchan lamentos e incluso se aparece una dama que llaman La Mestiza. La Mestiza perdió allí la vida hace muchos siglos y está enterrada allí porque antes del estadio había un cementerio.
Sombra Misteriosa en Berlín
Copa alemana, Estadio Olímpico de Berlín.   El Bayern de Múnich se enfrenta al Borussia Dortmund y de repente aparece una especia de sobra que va corriendo hacia el jugador del Bayern que tiene el balón y desaparece.
En el estadio se produjo recientemente el choque de dos helicópteros durante unas maniobras y todos los tripulantes murieron. Por lo tanto, es un estadio que si ha tenido sus cosas extraordinarias.
La caída del 'Ángel Rubio'
En Italia, La Lazio ganó su primer Scudetto y tenía una estrella que era tan popular que le llamaban el ‘Ángel Rubio’. Estaba en lo más alto, pero ero una Roma siniestra, con muchos atracos. Cuentan que fue a hacer una broma a un amigo joyero con tan mala suerte que acabó con un tiro en el pecho y sus últimas palabras fueron ‘solo era una broma’. La familia nunca se creyó esa versión y aseguran que en esa joyería pasó algo que nunca se ha contado.
El gol de la muerte
A Escobar le ocurrió lo peor que le puede ocurrir a un central, en un partido donde se jugaban la vida contra Estados Unido en el Mundial de 1994, el defensa despejo mal un balón y acabó metiéndose un gol en propia puerta. Dos días después de ese partido, cuando el jugador sale de un restaurante alguien aparece, le increpan por ser el hombre que eliminó a Colombia del Mundial y le pega seis tiros que acaban con su vida.
La gran tragedia
El 24 de mayo de 1964, juegan Perú contra Argentina en el Estadio Nacional de Lima. El árbitro anula el gol que suponía el empate para los locales, en ese momento un hincha se dirige al árbitro para darle agredirle y cuatro policías le interceptan.
El público empieza a recriminar su actitud a las fuerzas de seguridad y estas intentan calmar los ánimos lanzando gases lacrimógenos, la gente entra en pánico e intenta huir pero las puertas del estadio están cerradas, los hinchas se van acumulando y asfixiando. Los aficionados, al ver que hay gente muriendo saltan al campo y matan a los policías. Finalmente, el partido deja 320 muertos, la mayor tragedia de la historia del fútbol.
La Guerra del fútbol
En 1969 se enfrentan Salvador y Honduras para la clasificación del Mundial de 1970 en pleno conflicto bélico entre los dos países. Cada un vence el partido de casa y tienen que irse al estadio Azteca de México. El fútbol se convierte en una energía imparable. No es que un partido de fútbol provocase una guerra es que se empleó todo el odio entre dos países a través de tres eliminatorias dramáticas.
El estadio maldito
En México, la maldición del Estadio de La Corregidora en Querétaro. Al parecer, todos los equipos que son de allí o juegan allí, o bajan a una división inferior o acaban desapareciendo. La gente dice que, aparte de que fue un escenario cruento en la guerra de independencia de México después de ese campo de batalla en un campo santo, y los que están allí no descansan en paz y no les debe gustar mucho el fútbol.