Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las atroces prácticas de la Inquisición

"La Inquisición perseguía esencialmente tres comportamientos. El primero era la desviación herética, los falsos conversos y todos aquellos comportamientos que se desviaban de lo que la iglesia denominaba doctrinal", explica Herbert González, profesor de Historia del arte medieval de la UCM que cuenta que las denuncias eran anónimas.