Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un menor se suicida en Buenaventura tras jugar con la Ouija

Fernando Alexis Jiménez, pastor evangélico de Buenaventura en Colombia nos cuenta lo ocurrido. Julio César Miranda es un joven de 17 años que estuvo jugando a la ouija con otros jóvenes y una chica. Después de esto, comenzó a ver cosas extrañas, oía voces que le decían que se suicidara y hacía cosas fuera de lo común como correr desnudo por la calle. A su madre le dijo que las voces le decían que tenía que matar a su familia. Al final, el joven se apuñaló así mismo y fue trasladado al hospital. Cuatro horas después de que le diera en alta se quitó la vida.

La joven que también participó aseguraba ver figuras altas, delgadas y extrañas y tenía unas pesadillas que no podía soportar. Los médicos la determinaron esquizofrenia.

Hay un cuadro que se repite y no es que solo ven cosas horrorosas sino que oyen voces que les dicen que se quiten la vida.