Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los fantasmas de Stephen King que le llevaron al éxito

Más de 300 millones de ejemplares vendidos, cinco libros simultáneamente en la lista de los más vendidos del New York Times, casi medio centenar de adaptaciones al cine, sus 100 novelas traducidas a más de 30 idiomas… Stephen King es el rey del terror sin duda alguna. Repasamos en ‘Cuarto Milenio’ la trayectoria de este autor marcada por lo oculto.


Después del éxito absoluto que supuso Carrie (1974), King tiene que escribir otra novela pero sufre de lo que se denomina como “bloqueo del escritor”. No es capaz de escribir más de una frase seguida. Para tratar de salir de esa situación, se aloja por algunos días en el icónico hotel  que inspirará  después  a Kubrik para rodar “el resplandor”, el Stanley, en las montañas Rocosas. Allí, King empieza a tener pesadillas recurrentes que involucran a su hijo y a un personaje siniestro. Ese hotel y esa misma habitación en la que se aloja el autor, la 217, está marcada también por un hecho luctuoso: allí murió la dueña del hotel por un cortocircuito en 1911. Un hotel de 420 habitaciones vacío para él y su familia en donde él ve a alguien que desaparece es lo que da inicio a una de las novelas icónicas de terror, El Resplandor.
Pero también ha sucedido, a lo largo de la vida de Stephen King, lo contrario: que las novelas inspiren actos en sus seguidores. Es lo que sucede con su libro “maldito” Rabia, que habla de un joven que acude al instituto y comete una matanza contra sus compañeros y profesores. A partir de su publicación, son varios los crímenes que se cometen a manos de adolescentes que, alentados por la novela, calcan el comportamiento del protagonista. El escritor tuvo que salir al paso con un comunicado pidiendo perdón por haber inducido de alguna manera con su literatura al asesinato, y exigió la retirada de “Rabia” de todas las librerías. Es el único libro que no ha sido reeditado nunca. Pero no es esa la única novela que ha provocado toda una oleada de terror real de consecuencias peligrosas: los sociólogos aseguran que la fobia a los payasos comienza con la publicación, hace 30 años, de la novela “It”. También King tuvo que escribir un comunicado a favor de los payasos, pidiendo desligar la fantasía de la realidad.