Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un niño ve a un fantasma en su casa después de acudir al cementerio junto a su padre

El caso 025, nos lo envía Sergio, que cuenta que fue al cementerio, junto a su hijo, para poner flores en el nicho de su padre. La estancia duró diez minutos y su niño estuvo jugando entre las tumbas. Ese mismo día por la tarde, el niño le confiesa que tiene un amigo fantasma llamado 'Pons'. El padre se queda sorprendido y deciden volver al campo santo para comprobar si había alguien enterrado que coincidiera con ese apellido. Y justamente se encontraron con un nicho con una familia entera, cuyo apellido era 'Pons' y eso que el niño todavía no sabe leer.