Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El cierre de Iker: el mundo del libro

"Me considero un soñador y no me avergüenzo. Hay que soñar, tener anhelos, apasionarse con objetivos a cumplir, objetivos importantes. No solo objetivos materiales, también relacionados con el aprendizaje, la superación… Me gustaría contar un par de historias de soñadores".