Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los cánticos celtas y las sombras de la huerta de la Codosera

El territorio de la Raya, frontera entre España y Portugal, es también frontera entre lo real y lo paranormal. En una huerta cercana de la Codosera se registran apariciones fantasmales, nieblas que no obedecen a ninguna razón climatológica y lo más aterrador: unos cánticos celtas con voces femeninas entonando una extraña melodía. Javier, dueño de la huerta del Abrilongo, contactó con Israel Espino, periodista, para hacerle saber la situación. Él mismo fue testigo de los sucesos y reconoce que no quiere quedarse solo en esa huerta al caer la noche.