Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mercaderes de la pena: cuando la enfermedad da dinero

Rifas falsamente solidarias, huchas para recaudar unos supuestos fondos que nunca acaban en las manos de quienes los necesitan, e incluso mafias que se organizan para sacar dinero de un sentimiento universal: la pena. El reciente escándalo de la niña Nadia Nerea y el tratamiento que sus padres hacían de su enfermedad ha puesto en jaque a muchas familias que de forma genuina apelan a la solidaridad de los demás para tratar a sus hijos y procurarles una vida mejor. Esta semana, en 'Cuarto Milenio' diseccionamos cómo actúan los 'mercaderes' de la pena.

El escándalo de la niña Nadia Nerea, cuyos padres se enfrentan a penas de cárcel por haber estafado miles de euros con la enfermedad de su hija. Olga Moreno, madre de Sara, y María López, madre de Lucas, explican en ‘Cuarto Milenio’ las diversas estafas que se han producido a raíz de sus propios hijos y sus condiciones. Lucas, por ejemplo, tiene siete años y sufre una lesión cerebral con síntomas como epilepsia, autismo y retras psicomotor. “Alguien ajeno a nosotros comenzó a vender peluches a cinco euros usando el nombre de mi hijo”, explica María. Además, la primera estafa de la que fueron conscientes fue la de un grupo de voluntarios que pedía dinero para el caso de Lucas. La Guardia Civil, tras denunciar los padres, explicó que era una red rumana que contrataba a personas para captar a viandantes y que donaran para la causa.
El doctor Gaona también conoció en persona a los padres de la niña Nadia Nerea y, como psiquiatra, reconoce que “antes soy persona” “tú en una estafa incluyes elementos prácticamente increíbles y te bloquean el intelecto; dices, ‘esto es tan increíble que debe ser creíble”. María, al oír la historia de Nadia, explica que ha sentido “mucha pena”; ha perjudicado a la niña y a las familias que de verdad sí necesitan del apoyo voluntario para costear el tratamiento de sus hijos. Olga tiene una hija de ocho años, Sara, con una enfermedad aún por nombrar, parecida a una parálisis severa: un bebé en el cuerpo de una niña. “Hemos ido picando todas las puertas habidas y por haber”, dice Olga. Ellos sí pusieron huchas en ciertos lugares para recaudar dinero. Hace poco, alguien ajeno pasó a recoger la hucha y ellos no vieron ni una moneda.
Santiago Camacho analiza los casos en  la historia reciente que también cuentan con el componente de la pena para lucrarse. Desde el caso del suplantador de  David Otero, ‘El Pescao’, ex componente de El Canto Del Loco, que estafó 130.00 euros a otras personalidades y clubes de fútbol, por ejemplo, al caso de la recaudación de fondos en Perú para un niño que llevaba ya ocho meses muerto.

Además, vuelve a ver lo mejor del último programa en la videogalería.