Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dentro de Chernóbil

Un equipo de del programa ha viajado a Chernobil, el lugar donde se produjo la mayor catástrofe nuclear de todos los tiempos, y ha recogido testimonios e imágenes muy impactantes
La sexta temporada de Cuarto Milenio empieza con un plato fuerte. Un equipo de del programa ha viajado a Chernobil, el lugar donde se produjo la mayor catástrofe nuclear de todos los tiempos, y ha recogido testimonios e imágenes muy impactantes. Tras el desastre de la central nuclear de Chernobil, del que dentro de muy poco se cumplirán 25 años, una serie de urbes y aldeas han quedado desoladas. La vegetación ha provocado anomalías increíbles como bosques teñidos de rojo, lagos con peces de extraordinario tamaño o mutaciones en el entorno y los seres humanos. Asimismo, cementerios de helicópteros y barcos varados el mismo día del accidente más grave ocurrido sobre la faz de la Tierra, nos mostraran la cruda realidad de lo que allí se vivió.
Destaca, en este mapa de la desolación, Pripiat, ciudad de 70.000 habitantes donde ya no vive nadie. Todo quedó suspendido en el tiempo. Y así deberá continuar durante los próximos 27.000 años. Sus pobladores fueron exiliados a la fuerza tras recibir dosis de radiación muy superiores a lo compatible con la vida humana. Los enviados especiales de Cuarto Milenio nos traen imágenes exclusivas del lugar donde se produjo la mayor catástrofe nuclear de todos los tiempos, y de sus alrededores, un área donde el peligro aún existe, y donde han podido ver, en primera persona, el día a día de los habitantes de una zona que está realmente degradada. Un lugar que nos muestra cómo puede ser el mundo si el hombre sigue su escala de armamento y destrucción. Un testimonio gráfico en primera persona que da fe de la situación actual de uno de los grandes momentos históricos del siglo XX.
"Nos encontramos ante uno de los reportajes inolvidables. Unas imágenes que parecen de película pero que son la terrible realidad que la Unión Soviética ocultó durante demasiado tiempo. Viendo las escenas que emitiremos, hay que pensar que 700.000 personas dejaron su vida y salud en intentar que la catástrofe no invadiese el mundo. Esa heroicidad merece un recuerdo. La ciudad Fantasma, y la Zona, son una advertencia para la Humanidad. Una advertencia que hemos querido filmar para todos los espectadores" ha afirmado Iker Jiménez.
Además, el propio Iker y Carmen Porter nos traerán -en este primer programa- una investigación sobre el terreno en torno a unos sucesos escalofriantes que están ocurriendo ahora en un pueblo de Extremadura. El supuesto espectro de una niña que se aparece, y unas voces sicofónicas que podrían ser lamentos.
Éste será el primero de una serie de reportajes en los que Iker Jiménez contará sus sensaciones durante la grabación e intentará que el espectador las viva también a su lado, que experimente en su carne todo lo que se siente en el proceso de investigación, "con nosotros, mano a mano, apunta Iker; esta temporada nos vamos a involucrar mucho más en contar en primera persona a toda la audiencia alucinantes casos. Porque si son esenciales los datos y documentos, también lo es vivirlo juntos, pisando el lugar de los hechos. ".
Con motivo del estreno en CUATRO de la superproducción "Los Pilares de la Tierra" producida por Ridley y Tony Scott, CUARTO MILENIO aborda algunos de los enigmas que se ocultan tras los muros de las catedrales más célebres del Mundo y analiza el fenómeno mundial que ha supuesto la obra de Ken Follet. Signos místicos, extrañas marcas de cantero y secretas construcciones componen misteriosas claves que han perdurado hasta nuestros días.
Además, en este primer programa de la sexta temporada, podremos ver una exposición de seres increíbles, reales, analizados por una autoridad científica mundial como es el doctor Miguel Botella, director del Laboratorio de Antropología de la Universidad de Granada. Seres que pocos espectadores, después de verlos, podrán olvidar.