Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El terrible incendio de un edificio en Londres deja 12 muertos y alrededor de 70 heridos

El fuego devoró el inmueble en minutos. El peor incendio posible, a la peor hora, cuando casi todo el mundo dormía en la torre Grenfell: 24 plantas y 140 apartamentos de protección. Un edifico lleno de gente. No era todavía la una de la madrugada, cuando en las primeras plantas nacen las primeras llamas.

Todavía no se sabe porqué, pero se habla de un cortocircuito. En minutos, el fuego sube hasta arriba. Un edificio envuelto en llamas y completamente lleno de humo. Imposible salir. Y en medio de esa trampa, de esa desesperación empieza a lucha por la supervivencia. Móviles que graban a varias personas tirándose al vacío. Gente que tira a los niños para intentar salvarles. En muchas ventanas, con telas, intentan llamar la atención de los bomberos. Porque dentro del edificio no había ya casi aire, y la temperatura era insoportable. Desde fuera se podían oír los gritos de las víctimas. Los bomberos intentan llegar arriba por las escaleras extensibles.  No es fácil. No paran de caer trozos envueltos en llamas.

Alguien ha escapado con ingenio: haciéndose una cuerda con sábanas atadas. Se desaloja a los heridos, protegidos eso sí con escudos, porque la fachada se cae a cada segundo.  Con la luz del día vemos mejor las terribles huellas del fuego.

A última hora de la tarde se confirmaban ya más de 12 muertos, y alrededor de 70 heridos, 20 de ellos en estado crítico. Nos tememos que esta lista negra va a aumentar, porque durará todavía varias horas la inspección de este gigante de apartamentos. Y más todavía teniendo en cuenta que hay riesgo de derrumbe.