Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un niño con parálisis cerebral pasará seis meses encerrado en casa si no consiguen ayuda

Seis meses encerrado, eso es lo que le espera a Ramón si su madre no consigue ayuda. Él tiene parálisis cerebral, y la única manera de entrar y salir en su edificio es por las escaleras.

“Nuestro día a día es: yo lo bajo. Tiene que ir al instituto, piscina, terapia...”. Nancy, su madre, es un auténtico portento. Su amor de madre consigue sacar de casa a Ramón todos los días varias veces.

Ramón quiere hacer vida normal, seguir saliendo a la calle como cualquier joven de su edad, hacer vida social, actividades y también, fisioterapia.

Pero Nancy ha tenido que operarse y necesita 6 meses de recuperación. No puede seguir con su hercúlea rutina y su hijo no debe dejar la rehabilitación, algo que podría causarle muchos perjuicios.

La solución que han encontrado en el ayuntamiento será un parche temporal. Les van a dar asistencia social para que Ramón pueda seguir saliendo de su prisión particular mientras Nancy se recupera.

Pero la solución definitiva, la posibilidad de una vivienda adaptada para sus necesidades que llevan años pidiendo, sigue esperando.