Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cuando la música es la mejor medicina contra el Alzheimer

¿Puede la música, una canción, la memoria musical de nuestras vidas, ser más fuerte que una enfermedad tan cruel como el Alzheimer? Pues, con historias como la de Julia Riddins, parece que sí.

88 años, con un Alzheimer avanzado, necesita ayuda permanente para todo. Pero cuando coge la guitarra y canta con su hijo, es como si la enfermedad se desvaneciera: se acuerda de la letra y de los acordes.

El Alzheimer de Julia ha acabado con sus recuerdos: los de su juventud en Georgia, la historia de amor con su marido, los tiempos oscuros de la guerra, el trabajo y la familia, sus hijos, sus nietos... Todo borrado, menos la música.

“La echo de menos la mayoría de los días. Pero siempre vuelve a mí cuando cantamos”. Una frase de su hijo que recuerda el poder de la música para dar vida a los recuerdos.