Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Guardia Civil busca nuevas pistas para esclarecer la muerte de la pequeña Lucía

La versión inicial habla de una muerte accidental al colisionar contra su cabeza un tren. Sin embargo, la Guardia Civil no ha parado estos días de peinar dos zonas: Pizarra, donde desapareció la pequeña Lucía, y Álora, lugar donde fue encontrada. 

Al ser hallada, tan sólo presentaba el fuerte golpe y restos de grasa. A Sevilla ya han sido enviadas muestras biológicas y restos de su ropa para ser analizadas. También se investiga el tren que podría haber impactado contra la niña.

La Guardia Civil revisa ahora las cámaras de seguridad de la zona y presenta al entorno de Lucía. El objetivo: despejar todas las incógnitas que están aún abiertas.