Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El loro que es fiel a Scarponi hasta después de su muerte

Posado sobre un cartel publicitario, el loro Frankie sigue esperando a su amigo Scarponi. La esquina de Filottrato, la pequeña localidad donde ambos vivían, era el punto de partida de sus rutas.

Ciclista y compañero de entrenamientos rodaban juntos, reían, compartían carretera, devoraban kilómetros. Y, cuando Frankie se cansaba, se despedía de su amigo hasta el día siguiente.

Pero el sábado pasado un camión arrolló al deportista italiano y lo mató. En un multitudinario entierro, estaban todos sus familiares y amigos. Todos menos Frankie, que sigue esperándole en el mismo lugar de siempre, en la esquina de su pueblo donde hace años comenzó esta entrañable relación.