Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El líder ultra del Betis se libra de la cárcel

Con el lema franquista y amenazando a las cámaras salía de los juzgados Manuel Herrera Perejón, el ultra del Betis detenido ayer en Sevilla. En la puerta le esperaba su madre.

El juez le ha dejado en libertad provisional acusado de un delito de incitación al odio y difusión por la agresión en la Plaza Nueva de Bilbao.

Su madre nos cuenta que le preguntó a su hijo qué había hecho y él respondió que grabaron el vídeo por seguridad, para que nadie pudiera decir que ha hecho otra cosa.

Neonazi, de 28 años, Manuel tiene 27 acusaciones, algunas por enfrentamientos con otros radicales. Pero su madre, Teresa, asegura que tan sólo se defendió. Fue el líder de los Suporteers Gol Sur, un grupo de aficionados vinculados a la extrema derecha y ahora el juez le ha prohibido acudir a Sevilla y acceder a las redes sociales.

Herrera iba acompañado en la agresión por Simón Lora, de 29 años, que fue quien grabó el vídeo. Ayer prestó declaración en comisaría y podría acabar imputado, ya que tiene antecedentes por hechos similares. Y el que ha salido impune es el chico de la risa bobalicona: Jesús Márquez Oropesa.