Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dos horas sin moverse, sin poder reírse: así viven las niñas la tradición de la Maya

¿Qué hace esa niña ahí, vestida de esa guisa, inmóvil, en un altar repleto de flores? Una imagen que parece de un tiempo o de un lugar remotos, pero no, se ha producido hace sólo unos minutos en la localidad madrileña de Colmenar Viejo. Forma parte de la insólita fiesta de La Maya, una tradición que festeja la primavera y la fertilidad, con siglos de antigüedad, y que ahora deja a muchos boquiabiertos, dentro y fuera de España.