Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las duras historias de los vecinos afectados por el derrumbe de un bloque en Santander

Con sus viviendas al descubierto, destrozadas, y con el corazón encogido. Así están los vecinos del bloque de Santander que ayer se vino abajo.

Se derrumbó segundos antes de que una inquilina abandonase el edificio junto a los bomberos. El resto habían sido evacuados horas antes y estaban entrando de uno en uno para rescatar objetos imprescindibles.

Ellos no pueden volver a sus casas, y mientras se estudia una solución, algunos están en centros de acogida. Esta tarde la alcaldesa ha hablado con la comunidad.

Mientras tanto, se investigan las obras que una empresa estaba haciendo en el local de la planta baja. Desde que comenzó la reforma, los 25 vecinos empezaron a ver cómo sus casas se llenaban de grietas. Hasta tres veces advirtieron de que estaban preocupados por la integridad del edificio. Ahora, sus vidas yacen al descubierto o sepultadas entre escombros.