Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La entrevista más especial: en un quirófano mientras le operan el cerebro a Marta

Marta nos saluda justo antes de entrar a quirófano. Nos ha dado permiso para grabar una operación que les va a impresionar. No les enseñaremos ninguna imagen fuerte, pero sí cómo la van a operar de una forma muy especial. Porque le van quitar un tumor benigno del cerebro, mientras está despierta y respondiendo a preguntas para comprobar que todo va bien.

La operación empieza como todas. Ella anestesiada mientras abren su cráneo para la intervención. Dos horas después, los anestesistas despiertan a Marta.

Poco a poco Marta se despeja, y nos enseña su fuerza. “Psicológicamente puedo con todo”, afirma sin dudar. Y habla con el DR. Martin Tamarit, el cirujano que detrás de ella está operando su cerebro.

El tumor está pegado a la zona que afecta al habla.  El cirujano va a ir dando pequeñas descargas en el área, para ver por dónde puede acceder al tumor sin que le afecte a la hora de expresarse. Empiezan las pruebas. Le piden que cuente sin parar.

Hasta que, al tocar una zona, Marta directamente se bloquea. Vuelta a empezar, series normales hasta que, en otro punto, se queda en blanco.

Lo que estamos viendo nos deja impresionados. La cosa se complica. Ahora el cirujano tocará una parte del cerebro de Marta que le provocará cosquilleo en la boca.

Poco a poco el cirujano se va haciendo sobre el mismo cerebro un mapa. Ahora, Marta tiene que nombrar os objetos que aparecen en los dibujos. Todo bien hasta que, al tocar en un zona, confusión.

El cirujano ya tiene un plano de esa zona del cerebro para saber por dónde puede entrar a quitar el tumor sin dañar nada.

Mientras la intervienen hablamos con ella. Una de las entrevistas más impresionantes que hemos hecho. Y le preguntamos sobre las pruebas, qué sentía mientras respondía. 

Nos sorprende mucho su fuerza ante la enfermedad. “Hay que ser valiente. Hay que pasar por esto y hay que pasarlo”, dice sin miedo.

Y cuando acabamos la entrevista, ya le han quitado el tumor. Un futuro optimista, y una paciente que nos ha dejado con la boca abierta.