Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La desesperación de las familias tras el atentado de Manchester

Lágrimas de desesperación de quienes no encuentran a familiares o amigos. Acudían a un concierto de la cantante Ariana Grande cuando, al terminar el espectáculo, estalló un artefacto explosivo que portaba un terrorista suicida.

Nervios entre quienes buscan a sus seres queridos, peticiones de ayuda en las redes sociales y policías abrazando a niños que se han perdido entre la multitud. El pánico se apodera del Manchester Arena y sus alrededores tras un atentado que ha dejado 22 víctimas mortales y más de 50 heridos.