Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los ‘brincacharcos’ evitan que te mojes por un módico precio

Que no se diga que faltan emprendedores. Estamos en Ecatepec, México, las intensas tormentas han empantanado media ciudad y varios jóvenes han tenido una brillante idea, montar su propio servicio de transporte.

Los peatones no pueden cruzar la calle sin mojarse hasta las rodillas, así que ellos les llevan a caballito por el precio de un billete de metro. Una iniciativa con ánimo de lucro que además de un buen bote, ha recaudado millones de reproducciones en Internet.

Prácticas parecidas habíamos visto en otras inundaciones, en caso de necesidad, las excavadoras se pueden convertir en un aliado muy práctico. En, China, otro emprendedor aprovechó las circunstancias para hacer caja y convirtió la suya en un autobús. En Perú lo hemos visto también hace poco, pero con una intención humanitaria.

Cuando las cosas se ponen feas, salen a relucir las mejores ideas del ser humano. Unos lo hacen para sacar provecho y otros, por puro altruismo. Aunque sus únicos medios para ayudar sean una tabla de surf y un flotador de unicornio.